La Leyenda de la hadita ligustrera y la brujita numerologa – Segunta Parte

Continúa…

…Y la brujita y la hadita enfilaron por ruta 20.

A esta altura, la brujita ya tenía todo chorreado con fernet el corset, es que la hadita había frenado estrepitosamente en todos los semáforos, intentando esquivar los controles de alcoholemia.

A la mitad de camino, les pintó el hambre y sin bajarse del auto le gritaron al choripanero: “Nardex papi, do completito y do sodeao pa cortalos”

En ruta 20 y Félix Paz, cuando estaban yendo a buscar a la ninfa más flaca del bosque, que era fernecera como ellas, se les pinchó una goma. Cuando se bajaron del auto para cambiarla, varios negros que estaban parados en la esquina se ofrecieron a hacer lo mismo con ellas. Y como no son ni lerdas ni perezosas, convinieron la repartija y los atendieron a todos, a saber: dos hombres, tres adolescentes, y un travesti.

Dos horas más tarde, llegaron al bulo de la ninfa, y al grito de: “¡Eu che flaca goloza! Subite qui llegamo tarde, lo chochamu no eperan!”

Llegaron a la fiesta en este estado: la hadita sin pollera porque uno de los guasos se la había llevado de souvenier. La brujita con los broches del corset reventados y tres chupones de distinta boca en el cogote. Y la ninfa puteandolas, porque culpa de ellas iban a llegar tarde y seguro que el gnomo con el que había hecho cita, ya se estaría revolcando con alguna otra mina.

– La brujita: “Hola muchacho, llegaron la chichise”

– Gnomo 1: “¿Shegaron bien? ¿No se perdieron?”

– La hadita: “Si papá, pero no demoramo porque pinchamo en el camino”

– Gnomo2: “¿Quieren ferneTTT?”

– La brujita: “Prepareme tre treinta setenta con tre hielo cada uno”

– La hadita: “No se dice ferneTTT, e ferné papá”

– Gnomo 2: “Essscuchate esssta. Essstasss sheguas no saben hablar, no saben”

– La ninfa: “Hola Papi. ¿Me etaba eperando?”

– Gnomo 2: “Si piba, tasssss linda ché. Vení que te shevo a recorrer la visha. Hay una vista por acá, hay”

Y arrancó el bailongo nomás.

En un momento de la noche y mitad porque había llegado sin pollera, el culo de la hadita estaba más tocado que revista de peluquería. A lo que paró la música y dijo: “Paren muchacho, organicemono. ¿De quien e eta mano? La veo seguido por acá. No toquen la mercadería que no van a ievá”

La brujita ya estaba enredada contra una pared con un elfo, que estaba más chupado que ella, y que mientras la apoyaba y toqueteaba, le masticaba el corset. Cuando la brujita pudo levantar la cabeza, porque estaba ocupada en otro menester, vio que la hadita trataba de separar al centauro, que la había ido a buscar, de un trol con el que había estado chapando hasta hace 5 segundos.

– La brujita (dirigiéndose al centauro): “Ey ortiba, qui sapia. ¿Qui haci moletando acá?”

En ese momento, los gnomos le metieron dos rescatate y se fue relinchando por lo bajo.

La fiesta ya estaba terminando, y todos se querían ir a dormir, algunos en compañía y otros a dormir la mona. Pero la hadita, la brujita y la ninfa, que estaban enfiestadazas, empezaron a agitarlos para irse a otro lado.

– La ninfa (tratando de desprenderle, nuevamente, el pantalón al gnomo 2): “De acá no no vamo nada”

– La hadita (parada en una silla, esquivando manos): “Recatensé y devuelvanme la tanga”

– La brujita: “Ejate e jode y recupera la tanga qui e la tercera qui perde eta semana. Che flaca, no te endulcé que mi echo un meo y no vamo”

– La hadita: “Tení razón, vamono a la Calera a comé un asadazo. ¿Quien maneja?”

Continuará…


La leyenda de la hadita ligustrera y la brujita numeróloga


La brujita y la hadita se conocieron de chiquitas, vivían en la misma aldea, iban juntas a la misma escuela y eran vecinitas… ellas desde pequeñas conocían sus poderes pero no los aprovechaban. (Las llamaban las come-mocos oficiales del torneo)
Cuando se hicieron más grandes la brujita le pidió un deseo a su amiga (porque sus hechizos no funcionan con ella misma). La hadita muy bien intencionada, se lo concedió. El deseo era que la brujita quería tener la boca siempre abierta. La hadita pensó: “Será para comer mejor el cucurucho del helado”, por que la brujita era muy dulcera.
Un día la hadita sobrevolando la aldea de los elfos en busca de limón pie, diviso desde lo lejos un amontonamiento de elfos, llamo a la torre de control para pedir aterrizaje forzoso, pensando que había oferta de dicho postre y se encontró con su amiga la bruja comiéndose los cucuruchos de todos los habitantes de la aldea.
Cuando la bruja vió pasmada, casi muerta e infartada a su amiga la hadita, sin querer y de los nervios, le tiro un hechizo antivolador…en ese momento y con el fin de que la hadita no la siguiera, salió volando en su escoba por la vergüenza que le provoco que su amiga la viera como la “Degustadora oficial de cucuruchos” del pueblo (Cabe aclarar que algunos ya pasaban a la categoria bombón helado)
Desde ese entonces la hadita anda errante entre los ligustros sin poder volar mas de 20 centímetros, cosa que le motivo el crecimiento de su tamaño. Por eso el apodo de ligustrera, por que no puede sobrevolar mas de 30 centímetros (Y aparte: ¿donde han visto uds. un hada de 70 kilos tratando de remontar grandes alturas? En ningún lado. Tendría que carretear desde Chascomús hasta Pozo del Molle tratando de levantar vuelo y ni así…)
La leyenda dice que un día, la hadita caminando por el bosque, divisó entre el follaje y las hojas casi muertas del otoño, un centauro de negro cabello y gran “porte” (¿Existen los burrauros?). Del cual se enamoro perdidamente. Por un buen tiempo cabalgaron juntos entre los ligustros, pero este era un centauro retobado y huyo cobardemente a la primera pialada que le quiso hacer la hadita. Desde ese día, anda por los ligustros, repartiendo ósculos a otras bestias, semibestias, casi peludas y no tanto, que desairan su amor a la primera de cambio, abandonándola luego de hacerla suya entre los yuyales. Pero como la hadita es tan ingenua, anda por la vida repartiendo polvos mágicos y piensa que cada uno de ellos es el amor eterno.
La brujita en cambio, tuvo su larga época amorosa con un brujo de las artes oscuras, al que solo llamaremos como “el innombrable” (ya que si se lo nombra aparece, y no es eso lo que queremos). Pero después de tanto arder en las llamas del infierno de su amado, decidió echar aquello al olvido y divertirse con todos los seres mágicos que se le cruzaran en sus paseos por el bosque. Es así que esta brujita se agacha a buscar la moneda del i´ching, cuando nunca se le cayo, y además se ha perfeccionado en el arte de la numerología, más precisamente, en el conocido 69.
Pero la vida de la hadita no es solo pena, varias noches se reúne con su amiga la bruja, la cual le prepara un brebaje mágico, a base de hierbas naturales (también conocido como fernet).

Aquí una de sus charlas entre brebaje y brebaje:

– La bruja: Que hací caeza? Que contursi, como andamio?

– El hada (bajándose del fitito y poniendo al palo un tema de cachumba, que hacía temblar los vidrios polarizados): Y qui querí que te cuente…Acá etamo, escabiando pa olvidá.

– La bruja: Y quí querí olvidá vo? che zangana…

– El hada: al guanaco aquél del centauro.

– La bruja: Uuu papá de dio!, dejate e hinchá los huevo con aquel otro. Ecucháme estéban…Vi un unicornio el otro día, que etá pa dalé…No saé lo que é!

– El hada (cortando una botella de naranpol, con un tramontina, para preparar el brebaje): Naaaaa volá!

– La bruja: que me decí a mi vola, si so vo la que tené ala….

– El hada: eh bobina…si no te acordá lo que me hicite aqueia tarde?

– La bruja: Todo bien fiera… No te bancá un chiste vó!.

– El hada: si chiste chiste…Tengo el culo lleno é espina por andá revolcandome entre la hierbabuena…

– La bruja: Cállate, che culiaá, bien que te gusta revolcate a vó…Si te habré vito…El otro día me encontré con un gnomo que tenia tu chabomba de souvenier, colgada de la oreja…

– El hada: No me hable de ese…después del cuarto polvo mágico, si te he vitó, no me acuerdo.

– La bruja: Seee! Son todo iguale…Qui hacemo esta noche? (cerrando los dos ojos, en gesto de picardía)

– El hada: A mi ya me hicite depilá eta tarde, así que má valeria que linch, que hagamo algo.

– La bruja: No saí el fiestonosononón al qui me invitaron. Resulta que conocí unos chabonardis, pa comese en ensalada rusa y con la mano, en el baile…

– El hada (interrumpiendo el relato de la bruja): Etan má bueno que faltá a la escuela?

– La bruja: Seee, etan má bueno que comese el póio con la mano. Viven en un lugar que se iama Camara Gessel o algo así.

– El hada: Y tení la dirección?

– La bruja: Pero ovbieslí…Bue…, vamo?

– El hada (entrando al fitito): ¡¡¡Arrriba lo que van a merlooooooo!!!

Continuará…….

Nota al pie: La hadita y la brujita son de Alberdi, papá!

—————–

Este texto no habria sido posible sin el fernet, los puchos y la Gaby…A todos ellos, muchas gracias


¡Qué autazo!

Un señor anda buscando un auto para comprar. Esta indeciso. Mira precios, consulta, prueba. Pero no se decide. De pronto se cruza con una señorita bien predispuesta a venderle el suyo.
Esto fue lo que paso:

Ella: Yo le puedo ofrecer un taunus modelo 79, de colección. No se si está interesado…

El: Mire, estoy indeciso, también tengo ganas de comprar un Ford Focus full modelo 2008, pero cuénteme que tiene este auto para ofrecerme….

Ella (un poco enojada): Siempre pasa lo mismo, cada vez que lo ven dicen: ¡Qué autazo! Que bien conservado, es un fierrazo. Y cosas así… pero a la hora de la verdad, se compran el Ford Focus full

El: Pero este tiene lindo tapizado… de motor anda bien, pero el baúl no se lo he visto… ¡Pero sí tiene flor de neumáticos! Además tengo entendido que anda muchos Km. con sólo una botella de fernet.

Ella (cada vez más indignada): Si, así es, pero ahí esta usted…intentando llevarse el Ford Focus.

El: Vio como es esto, uno pasa por la vidriera y mira. Después llega a la esquina y se olvida.

Ella: Usted no esta parado mirando desde afuera, usted entro a preguntar el precio y en cuantas cuotas se lo dan.

El: Hay algo que se llama ¡LIBERTAD DE MERCADO! Hay personas que tienen dos autos.

Ella (absolutamente enojada): Muy bien, entonces cómprese el Ford Focus y cerrado el asunto…. Porque este auto es de colección… ¡Hay que dedicarle tiempo!

El: Y yo le dedico tiempo, si hasta le regalé un vinilo para el parabrisas

Ella: No se. ¿Sabe que? Tengo un par de interesados… anduvieron preguntando precio y todo

El: Y bueno, si usted anda necesitando pronto el efectivo…

Ella: Y diga que les tome los datos, porque veo que usted se va a comprar el Focus nomás

El: La verdad es que yo estaba interesado, pero el auto es suyo…Y baje un cambio, que se va a recalentar… piense en sus aros

Ella: ¿Y ahora le importan mis aros?

El (cachondo): Sus aros, sus juntas, sus retenes. Estoy seguro que esto a Michael Knight seguro nunca le pasó

Ella: sabe lo que pasa, yo soy como el auto fantástico…. y usted me quiere cambiar por un Ford Focus.
Le cuento que los Focus se hacen bosta al primer choque. Yo no…yo tengo la carrocería bien dura. La plata es suya. Usted sabrá que compra. Si a este auto fantástico, o a ese Focus de plástico.
Que además no sabe las ventajas de tomar por colectora. Porque a los Focus les gusta pasearse por la avenida principal, para que todos lo vean. En cambio este Taunus lo va a llevar seguro a donde quiere llegar usted, es que este Taunus sabe muy bien como llevarlo

El: Me convencí, quiero el Taunus. ¿Se puede dar una vueltita? ¿Puedo montarlo?

Ella: Monte tranquilo hombre…

El (acercándose al auto): Quiero ver si corcovea cuando hay pozo

Ella: Suba nomás, va a ver que autazo

El (concentrado): Qué tapizado suave… y de chapa está lindo, me gusta el color, dan ganas de lavarlo todos los días, jabonarlo bien, darle lustre.
También quiero trabajarle bien los neumáticos, para que queden brillantes…
Alineación y balanceo seguido. Además controlar bien las gomas.

Ella: Muy bien… hay que tocarlo mucho… estos autos son una reliquia… Y no va a encontrar otro en tan buen estado y mire que todo es de fábrica, nada de repuestos…

El: ¿Qué capacidad tiene el baúl?

Ella: Mucha, mucha capacidad… Es aguantador….

El: Así que puedo guardar cualquier cosa ahí… interesante… Me gusta usar el baúl

Ella: Si, lo que guste… y si es de gran tamaño mejor

El (interesado): ¿Y chupa mucho combustible?

Ella: chupa lindo…si… Pero vale la pena…

El: Por supuesto… Chupan, chupan, pero uno termina contento

Ella: Nadie lo chupara como este auto, se lo aseguro. Y por supuesto…chupan hasta terminar… ¡Nada a medias!

El: ¿Y tiene pérdidas o aprovecha todo? Porque no me gusta ensuciar el piso del porche

Ella: Depende… Las primeras veces capaz que le pierda…pero después no desperdicia nada de nada.

El: Pocos autos no dejan pérdida… ¿Y ese implemento vino de fábrica, o con el tiempo se fue acomodando?

Ella: No…Con el tiempo se fue implementando… Hay muy pocos autos que tienen este sistema… Y ya tienen dueño y no lo quieren largar, no es muy común.
Lo que pasa es que el dueño anterior era mecánico, y lo tenia muy bien conservado. Al principio lo usaba mucho… después se volvió medio vagoneta… y como no lo pudo mantener, lo tuvo que vender…

El: Una ultima cosa a la hora de andar fuerte en ruta ¿Es ruidoso o serenito? Si lo piso… ¿Grita?

Ella: A la hora de andar fuerte capaz que le haga algún ruidito… Pero es más bien como un gemido, no se le van a quejar los vecinos. Pero eso depende del dueño mucho. Si usted quiere puede hacerlo bramar

El (ya seguro): Me ha dejado sin palabras… ¡Qué autazo!

Ella: Si señor… ¡Pero a usted le interesa el Focus!

El (desconcertado): ¿Qué focus? ¿Qué es un focus? ¿Eso para alumbrar?

———————–

Este texto no podria haber sido posible, sin el talento y la hilaridad de mi amigo Marbot.


El T.E.G. del Gauchismo

El gauchismo es una de las prácticas fundamentales para el normal desarrollo de la vida sentimental, tanto del hombre como de la mujer. Es así que esta doctrina, a pesar de ser motivo de risa o de horror para las mentes más empequeñecidas, a despertado adeptos en todo el mundo.
Para entender la importancia de esta práctica en la vida moderna, conversamos, en entrevista exclusiva, con su fundadora doña María Gabriela, quien nos revela cuales son los principios fundamentales en los que se basa esta doctrina.

¿Cuando nace la doctrina gauchesca?
Bueno, como todos saben. El gauchismo nace el 1 de abril del 81, el día de mi nacimiento. Pero esta doctrina nace después de andar con varios gauchos que me han despotricado. Ósea que el gauchismo, como doctrina, nace a partir de mis recopilaciones sentimentales básicamente

¿En que radica el gauchismo?
Bueno…todo el mundo sabe el significado de la palabra “gauchita”, y hay ciertas cosas por las que uno se da cuanta cuando alguien es gauchita, como por ejemplo: “Chupe, chupe…vaya tragando… no escupa… no haga arcadas… ¡trago!” Esa es gauchita, la que traga.
También hay que saber cinchar el potro, hay que saber llevarlo, porque hay caminos de rispio, caminos de tierra donde el caballo resbala, o ven otra yegua y se van. Entonces el gauchismo nace también de saber domar el potro. Es un trabajo sacrificado, porque hay varios tipos de monta, varios tipos de doma, varios tipos de caballo.
Además esta cara la alfalfa, imagínese lo que cuesta alimentar los caballos. A veces tengo dos o tres potros, y no hay cuerpo que aguante domando dos o tres al mismo tiempo, y uno de tanto montar a veces se paspa, y los aperos pican… Que quiere que le diga… Por eso a mi me gusta más el a crina limpia, porque uno esta limpio arriba del caballo.

¿Cuáles son las características para ser una buena gauchita?
Lo principal es que una se considere gauchita.
Pero lo primero es que una tiene que conocer con el animal con el que sale. Porque por ahí una usa un caballo prestado, que no le conoce las mañas, entonces una no defiende su gauchismo ahí. Porque piensa: “Este en cualquier momento me pisa, me tira, me hecha o se vuelve a su casa” porque los caballos son volvedores. Más de una sabe que los caballos tienen memoria, que pasaran una tarde, pasearan por los álamos, pero como es un potro prestado, vuelve a su casa.
Además pa ser gauchita hay que ir a todos los festivales, a usted la llaman y le dicen: “Che hay una monta en tal lado…” Y va…Nada de que me duele la cabeza, me siento un poco mal…No, no, hay que ir a todos los festivales.
Además mantener el cuerpo de una gauchita no es fácil, hay que hacerse depilación definitiva y otras cosas más. Por ejemplo hicimos un Congreso Internacional de Gauchitas y nos surgió una duda con el tema del blanqueamiento de ano. Dijimos: “Nos blanqueemos el ano. Y bueno…nos lo blanqueemos”. Nos pongamos en regla dijimos. Pero surgió la duda, porque había varias técnicas, como chorro a manguera de bombero, que era muy violenta. Pero al final descubrimos que era con una pomada…
Pero que quiere que le diga… el potro no distingue entre un hueco morocho y uno rubio. Sobretodo los retobados, el retobado va y pone, no discrimina. Y el amansado no pide esas cosas, salvo que la gauchita le diga: “¿No querés que entremos por el corral?”
Pero principalmente, hay que aprenderse todas las técnicas de doma, la urupa surera, a crina limpia y las otras. Hay que estudiar bien el tema. Una no puede ser gauchita y que las técnicas se le pierdan. Porque uno habla de caballos, pero hay otras técnicas, como la vaquita mirando la vía, la cochinita, y así…todo animal de corral entra dentro del gauchismo.

Explíqueme como son estas técnicas
Bueno…la vaca mirando la vía: Visualícese una vaca, mirando la vía del tren, con cara de nada, entonces viene un torito por detrás, y cuando la monta, la vaca pone cara de ¡Viva Fray Mamerto Esquiú!, ósea cara de asombrada y se queda piola. Y que el toro haga lo que quiera, mientras ella pone cara de ¡Viva Fray Mamerto Esquiú!
El de la chanchita o cochinita sería la de comerse cualquier cosa. Yo le voy a decir una cosa…tuve mis épocas en que dije…”Y bue…yo me como este”
Hice la chanchita un par de veces, porque vió que los chanchos no discriminan, yo me he comido cada cosa… Chanchita es la que come cualquier cosa, y eso es ser gauchita porque hay que tener panza pa comerse cualquier cosa. Porque es fácil ser gauchita en verano que hay festivales y todo eso, pero en invierno, ja! Ahí te quiero ver… Porque los caballos no te salen en el invierno, se mantienen en el corral. Además una tiene que ser chanchita, porque cualquier piernita viene bien pa hacer cuchara.

¿Cómo se determina, entonces, quién es gauchita y quien no?
Y…Hay que andar a crina limpia, o a lo que la Municipalidad llama: “Desmalezamiento forzoso”, ósea no a los bosques tropicales. La gauchita siempre tiene que estar depilada, tiene que tener siempre el mensaje: “Estoy depilada, de las piernas para arriba, haceme lo que quieras”.
Hay que conocerle las mañas a la pareja y saber cumplírselas.
Pero una verdadera gauchita es la que domo varios potros feroces, pero se caso con el amansado. Porque la gauchita tiene esa cosa de andar queriendo domar a todos los potros, piensa: “A este me lo domo”, pero termina casándose con el acostumbrado, con el cinchado.

Pero la gauchita ¿Se enamora del domado o del retobado?
La gauchita, obviamente, se enamora del retobado, pero se casa con el domado.
Porque el retobado es volvedor, y festivalero, tiene varias cunas vió, hasta puede ser un amor veraniego. Un potro retobado no es que se va a permanecer haciendo una siestita, el retobado levanta polvareda y se va a su casa.
En cambio el acostumbrado se queda, te lava los platos de vez en cuando, entonces una dice: “Es este” y se casa.

¿Cuál es la ventaja de ser gauchita?
Y la ventaja es que un hombre, obviamente, ¿con quien se va a quedar?…Con la gauchita. No se va a quedar con una hadita del bosque…
Aparte con el carnet podés entrar a todos los festivales, se tiene acceso a potros lindos, bien comidos, con lindo pelaje, y después usted hará lo que quiera, a crina limpia, a urupa surera, como quiera. Pero primero tiene que pasar el examen de cinchamiento, morral y un par de cosas más.

Y usted que puede decirme de la técnica de entrar por el corral?
No, no…yo entro golpeando al frente en todas las casas. Yo por el corral no, porque uno no puede saber que hay, puede salir alguien enojado. Así que yo jamás entro por atrás, ni dejo que entren a mi casa por atrás. Yo en ese punto puedo decirles que hay gauchitas más gauchitas que yo…Qué quiere que le diga…

¿Y gauchita se nace o se hace?
Y…hay gauchitas que ya nacemos así, pero hay otras que se hacen a fuerza de hombres increpantes. Que dicen: “dale, dale, dale, dale” y una dice: “Y bueno…dale” Y ahí obtiene, sin que ella sepa a veces, el carnet de gauchita, porque hace cosas que la hacen ser gauchita. Por ahí hay miles de gauchitas escondidas en este país que ni saben que son gauchitas, se están enterando ahora que lo son.

¿Los hombres son gauchitos? ¿Cuándo un hombre es gauchito?
El hombre siempre es gauchito, el hombre por sexo hace cualquier cosa, que quiere que le diga.
Le da lo mismo una yegua rubia, una morocha, cualquier corral le viene bien. Ahora yo considero que el gauchito es el que se toca pensando en la mujer amada, porque es un acto de amor. Eso es ser gauchito, me entiende, porque no va con la primera que se le cruza y la pone. No. Se queda con el pensamiento de su gauchita amada y se clava dos pajas, ¿me entiende?
Pero los hombres son gauchitos por naturaleza, hacen cualquier cosa, chupan, muerden, lamen, cualquier cosa les viene bien. En cambio las mujeres no.

Hablando de otra cosa ¿Que me puede contar de su Coordinadora General?
Mire que he visto gauchas, pero esta es una gaucha en serio. Yo hay cosas que no hago por pudor, porque ya estoy mayor para algunas cosas, necesito ratisalil a veces.
Pero esta gauchita no, es pechadora, es llevadora, es traedora. Es corralera, es huertera. Ella le entra por todas las domas, por todos los flancos

Y usted, ¿en que anda por ahora?
Y yo ando a pie, que quiere que le diga, ando en alpargatas.
Tuve un problema y me he quedao sin bichos. En el momento en que tuve hasta tres potros… vino De La Rua, y el corralito no me dejo los potros adentro, me los sacó.
Pero ando queriendo comprarme un obero morocho divino, con un pelaje que brilla, tiene un lomo…Pero tengo que juntar la plata
Así que por ahora mi lucha radica en eso. Mujeres domemos al potro retobado, con perseverancia y técnica, se puede.

—————–
* Quienes deseen obtener el audio original de la entrevista, solicitenlo por medio de comentario y les será enviado a la brevedad y sin costo alguno, pudiendo disfrutar de la tonada de dos cordobesas un tanto desequilibradas. A su salud
—————–


Ingreso a la S.A.G.

La Sociedad Argentina Gauchística tiene abierta sus inscripciones para todo aquel argentino, nativo o por opción, que tenga cualidades de gauchito.
Se reciben por e mail a la dirección: tanlocacomotumadre@gmail.com la descripción de las prácticas que considera gauchísticas, para que la socia fundadora doña María Gabriela y su Coordinadora General Laura, evalúen su ingreso a la Federación Regional de su zona de residencia. Luego del proceso de evaluación, se le enviara el carnet que acredita a su poseedor como “Gauchito/a”