Trague con confianza, con lo caro que están los remedios

Imagen

¡Los tipos ya no saben que inventar!

Y lo peor de todo es que los señoritos después se ofenden si los tratamos de chamuyeros, pero es que a veces se les va la mano y las cosas se pasan de castaño oscuro.

Si no fijate en este grupejo de “científicos” de la Universidad Estatal de Nueva York que luego de estudiar a 293 mujeres, de las 3.400 millones de minas que hay en el mundo – imaginate lo representativa que es la muestra- llegó a la conclusión que el semen combate la depresión y te hace más inteligente.

Si chicas, como leyeron según estos tipos el tristemente célebre: “Dale nomás que yo te aviso” cuando en un acto de estrena generosidad le practicamos una fellatio a nuestro bien amado, no es una brutal demostración de egoísmo machista, sino que justamente todo lo contrario, es altruismo en su máxima expresión.

Resulta que el líquido seminal tiene cortisol, estrona y oxitocina, además contiene melatonina que es la hormona que produce el sueño y los antidepresivos naturales seratonina y tirotropina.

Así que nos venimos a desayunar que el mundo ha vivido equivocado.

Fuente:

http://conozcamasblog.wordpress.com/2012/08/29/el-semen-combate-la-depresion-femenina/


La paja en el ojo ajeno

Si vivís en Argentina y tenés tele, además de la guerra entre Magneto y Vila por la fusión entre Cablevisión y Multicanal, es imposible que te mantengas al margen de todo lo que se habla de la Nannis , su prole y otrora sequito. Y más allá de horrorizarme -como toda señora de bien que ahora soy- con el asunto de la vuelta al menemismo, no puedo dejar de pensar en que la señora de Caniggia, no solo debe ser una leona en celo en la cama, además debe manejar al dedillo la estrategia femenina por excelencia de que no importa lo que hagamos, SIEMPRE la culpa va a ser de los hombres. Si no, no se explica que el Pájaro se la banque.

Por eso es que no me sorprendí cuando leí que la Dra Farnaz Kaighobadi de la Universidad de Columbia, Nueva York, hizo una investigación – uno más de los tantos estudios al pedo que me gusta compartir con ustedes – donde se supo que más del 50% de las mujeres encuestadas fingen en la cama. Peeeero –siempre hay un pero si de acciones femeninas hablamos- el motivo por el que lo hacen es para que sus mariditos no las gorreen.

Ósea que además de mantenernos atractivas y controlarlos, les hacemos creer que son el mejor de los amantes. Creo que ya les dije hasta el cansancio que –para mi- uno no ama sino admira, bah por lo menos yo no podría amar a un hombre que no admiro, sin embargo hay muchas parejas que se forman y se sostienen por conveniencia, por deseo de poder o de status. Pero como yo no soy del grupo de los caretas que apedrearon a María Magdalena, no juzgo a nadie porque cada uno hace de su traste un colectivo y lo frena en la parada que lo deja más cerca de sus aspiraciones.

Fuente:

 

http://www.conexionbrando.com/1430627-por-que-es-bueno-que-tu-pareja-finja-en-la-cama


¡Por fin una para nosotras chicas!

ImagenEntre tanta investigación al pedo que anda dando vueltas por ahí, que le debe salir bastante jugosa al primer mundo, un experto en psicología evolutiva de la Escuela de Ciencias Económicas de Londres, Satoshi Kanazawa dice que la fidelidad es un atributo de la inteligencia porque los hombres más listos tienen menos aventuras y dan más importancia a las relaciones estables.

Resulta que el capo éste llegó a esta conclusión cuando correlacionó las conductas sociales y el nivel de inteligencia de los varones de distintas edades.

La verdad verdadera es que para mi es bastante escasa la explicación que te da del porqué el tipo con un nivel intelectual elevado valora más la exclusividad sexual, digo… siendo psicólogo y viendo de la experiencia de leer a Freud en la facultad, esperaba una larga sarasa argumentativa.

Además, ¿cómo está seguro el tipo éste de que los señores a los que estudió no lo chamuyaron? Capaz que cuando el locólogo les preguntó a los ingenieros químicos si meaban con la tabla levantada, el tipo le contestó que si más por practico y pulcro que por monógamo… Que se yo… Porque convengamos que el hecho de que un matemático graduado de Harvard prefiera regar plantines los domingos a las 8:00 de la mañana, en vez de dormir la mona de la noche de joda lunga anterior, no quiere decir que el tipo prefiera dedicarse a las tareas del hogar que a la juerga, capaz que lo hace como labor terapia, porque se lo recomendó el terapeuta porque el stress que le genera no poder tener un teorema propio.

Igualmente aparte de que como argumento ante la inminente infelidad de nuestro bienamado es genial:  porque además de tratarlo de hijo de p… lo podes tratar de boludo con fundamento científico, es una de las mejores refutaciones de leyenda de la historia. Porque aunque nosotras ya sepamos que el tipo que nos pone las guampas es un gil, ellos se creen que es el más vivo de todos, entonces que uno de ellos lo reconozca y demuestre empíricamente es una especie de reinvindicación a los años de prejuicios que hemos soportado las féminas que nos vimos obligadas a tirar valijas por las ventanas, celulares al inodoro y platos a la cabeza del malparido que nos cuerneó para palear un poco, aunque sea, la indignación e impotencia que nos genera la traición.

Bienvenido sea entonces, éste estudio al pedo.

Fuente:

http://www.muyinteresante.es/ison-mas-fieles-las-personas-inteligentes


A seguro se lo llevaron preso

Estar casado o tener una pareja estable reduce la producción de cortisol, conocida como la hormona del estrés, según revela un estudio dirigido por Dario Maestripieri, de la Universidad de Chicago y publicado en la revista Stress.
Para llegar a esta conclusión, Maestripieri (que tiene un nombre parecido a uno de los celebres personajes de Les Luthiers) y sus colegas trabajaron con medio millar de estudiantes de la Escuela de Negocios de Chicago, de los cuáles casi el 40 por ciento de los hombres y el 53 por ciento de las mujeres estaban casados o en relaciones estables. La edad media fue de 29 años para los 348 hombres y de 27 años para las 153 mujeres estudiadas.
El estudio, consistió en la realización de un test que medía las capacidades económicas de las personas, entregando muestras de saliva antes y después del juego para analizar sus niveles de hormonas. Para agregarle un poco de emoción al estudio, se les dijo que el test “tendría un impacto muy importante en su futuro profesional”.
De este modo, los investigadores estadounidenses comprobaron que los niveles de cortisol estaban elevados en toda la muestra tras realizar el test. No obstante, lo que más sorprendió a los científicos fue que, con independencia del sexo, las personas “solteras” presentaron incrementos de cortisol más altos que la media. 
Les juro que le doy vueltas y más vueltas al asunto y no me convence del todo. ¿Cómo m#*%&+ pueden decir que tener pareja estable no solo no produce, sino que hasta reduce el stress?
Decididamente esta gente debe ser soltera. Es que el científico es una persona solitaria, eso de pasarse días y noches enteras e interminables encerrado en cuatro impolutas paredes blancas, ensayando experimentos para descubrir cosas que no le harán la vida más sencilla a nadie. Por lo menos no este tipo de cosas, distinto sería si el tipo descubre la cura al cáncer, o como dormir con los ojos abiertos para que no te descubran ni en el Colegio ni en el trabajo. Los jefes y los profesores son personas muy exigentes y suceptibles, por cualquier nimiedad se sienten irrespetados.
Pero volviendo al tema que nos convoca ¿Cómo es eso de que estar en pareja no produce stress? No claro, si no es estresante que cada vez que tu maridito quiere algo nunca lo encuentre si no se le cae en la jeta? Por ejemplo: el mozo quiere comerse un temtempie y para prepararselo le quiere poner mayonesa, resulta que se acabo la de la heladera así que nos busca por toda la casa para preguntarnos donde está la mayonesa, una con su mejor cara le contesta: en la alacena donde guardamos la comida toda la vida. El señor vuelve, abre la alacena y grita: “No, no está”. Ante lo cual una traga saliva, abandona lo que estaba haciendo y va al rescate de su bienamado, abre la alacena, mira por encima inspeccionando lo que hay, corre el paquete de yerba y ahí nomás aparece, triunfante, la mayonesa. “Y también vos, que la escondes atrás de la yerba” Y así es con todo, siempre. Al final es el triple del laburo, pedime que te haga un sandwich o busca bien la mayonesa, pero así no se puede.
Y si creés que eso es una estupidez que te pase todos los p &*#% días durante quince años y ya vas a ver como es de estresante.
¡Y nosotras no nos quedamos atrás eh! Preguntale a tu amado si no le inflama los testículos que le cuentes por enésima vez lo que le pasó a tu tía Elvira en la cola de la panadería, cuál si le estuvieras revelando el secreto de la creación del universo. Simple: o corta el canal de comunicación y piensa en cualquier cosa mientras pone cara de que te escucha o cada vez que lo embestís con el relato, te para en seco con un frio: “Eso ya me lo contaste” ante lo que, seguro, te ofenderás, porque somos como la gata flora: si no nos escuchan nos duele y si no nos dejan volver a contarle eternamente lo mismo también nos lástima.
Otro asunto no menos estresante es la delgada línea que separa dos sentimientos encontrados de cualquier macho cabrío. Ellos quieren sentirse amados porque a nosotras nos interesa estar para el crimen para mantener viva la pasión en la pareja, y porque no, que se luzcan caminando con nosotras de la mano, (cosa que a los tipos les encanta, igual que franelear el auto en la vereda los domingos por la tarde) pero a la vez no pueden dejar de sentirse amenazados en su hombría porque cada tipo que cruza por la calle más que mirarte te hace una tomografía computada y no pueden evitar hacerte una escena de celos o incurrir en un comportamiento mafioso porque justo el mozo que los atendió te sirvió primero a vos y hasta te sonrió cuando trajo la panera.
Y contamela que no es estresante que antes te sintieras como la Julieta de Shakespeare capaz de provocar que tu amado se muera por vos y ahora te das cuenta que podés terminar como la Desdémona del mismo autor pero de distinta obra, esa en la que el marido la mata en un tremendo ataque de celos.
No me jodás, eso de que tener pareja estable es menos estresante es una mentira grande como la casa de la Barbie en tamaño real. Y eso que estoy hablando de una pareja bien constituida, ni hablar de esas forzadas, porque una de las dos partes está empeñada en “salvar” a como dé lugar. O esas que ya están resignadas porque hace toda una gris y tediosa vida que están juntos y es al pedo empujar cuando la p… es corta.
Porque gente, y esto va para los solteros que se creen que todo el trabajo es conseguir  pareja y que a partir de ahí todo va a ser más fácil: para mantener una pareja estable de una manera armoniosa hay que trabajar la diplomacia y le negociación, lo mismo que se necesita para ser el CEO de una empresa multinacional. Porque nadie es perfecto y no existen las parejas “tal para cual”. Todo se construye y lo que hoy está en armonía naturalmente, mañana puede dejar de estarlo, porque la p&#*+ vida nos atraviesa a todos y es inevitable que nos afecte.
——————-

Pedilo antes que se agote

Hay un montón de cosas que yo no sé, pero si hay algo que aprendí es que en la vida de toda mujer después de un Mister Big, llega un Marck Darcy.
Todas las mujeres que conozco, que se han enamorado de un tipo mujeriego que les pintaba la historieta del solitario, que no es que no la amaba sino que como había sufrido tanto de chico, ahora solo la lastimaba porque no sabía querer de otra manera, cuando en realidad le hacia ese chamuyo porque se quería seguir acostando con todas sin ponerse de novio con ninguna, hecho que además de humillarla la llenaba de impotencia, convenciéndola que la única manera de salir de esta situación de mierda era secuestrando al pibe para cortársela y tirársela a los chanchos.
Quiero creer que es porque esta clase de seres funestos nos enseñan que el verdadero amor es otra cosa y que está muy alejado del sufrimiento como se obstinan los poetas y dramaturgos en hacernos creer, solamente porque a ellos les sirve para escribir más y mejores poemas y porque el enamorado no correspondido compra más ese tipo de cosas.
Entonces, cuando nos volvemos a enamorar buscamos y valoramos otras cosas del ser amado. Además nosotras mismas nos volvemos más realistas y prácticas, y por consiguiente nos relajamos más. Así que estamos de parabienes y la relación es mucho más madura y por lo tanto: sana.
Otra cosa que también influye es la edad en la que nos agarran estas situaciones. En mi caso particular y en el de mis amigas, estoy en condiciones de afirmar que ese punto de inflexión es a los 29 años. No sé si será complot cósmico o pura casualidad, pero las 5 mujeres que tomo como ejemplo conocieron a los que hoy son sus maridos (todas están felizmente casadas o concubinadas) un añito antes de los 30 y luego de haberse sacado de encima al comepiojo del ex, parasito mencionado unos párrafos más arriba.
Así que chiquita querida, si todavía te faltan un par de abriles relájate y gozá porque de todo se aprende en esta vida. Y si ya pasaste esa edad, bien sabés que nadie es el dueño de la verdad absoluta y que a los trucos no hay que repetirlos en la casa porque pueden fallar.