Los años no vienen solos


Anoche, mientras charlaba con mi amado me escuche a mi misma decir una frase terrible:
“Típico de adolescentes, no importa el lugar, importa el con quién”
Cómo yo en vez de hablar, escupo las palabras, en el momento mismo en el que pronuncié esta fatídica frase no reflexioné. Pero cuando ya estaba presta a descansar me di cuenta que…
¡Estoy hablando como mi madre!
Ni en el país del Nunca Jamás esa oración hubiera tenido sentido procesada por mi cabeza y salida de mi boca.
Yo que soy una corolaria de hacer lo que a uno le hace felíz, sin pensar en la conveniencias ni en los inconvenientes.
¡Por Dios! ¿Dónde quedó esa tierna jovencita a la que no le importaba cenar un pancho electrónico mientras sea en compañía de un ser querido?
¿Será que los años además de arrugas, vienen con “aburguesamiento” incorporado?
Si el año empieza así no me quiero ni imaginar como va a terminar.


Desvaríos varios


Hace como dos semanas que estoy dele que te dele pensando en que puedo escribir, pero juro que no me sale nada. Con las musas de vacaciones creo que me he quedado sin nada para decir.
Y miren si estaré jodida que yo siempre tengo algún tema de conversación o de monologo, depende el interlocutor.
¿Alguna vez les conté cuando en uno de los viajes desde Córdoba a San Juan, me pasé las 6 horas que dura el trayecto hablándole sin parar a mi amado? Pobrecito mi vida, yo calculo que a los 15 minutos me cortó el canal de comunicación enfrascándose en vaya a saber que pensamiento.
Para colmo de males, mi vida está aburridamente tranquila y armónica. Y no es que me queje, al contrario, con el cansancio que ya cargo a esta altura del año, menos mal que estoy en paz.
Siempre recuerdo gratamente la canción del maestro Fito Paez que dice: “(…) estoy tranquilo, pero herido (…)” Creo fervientemente que es un garrón estar deprimido y encima nervioso, no hay equilibro psicológico que resista a semejante combinación.
Para colmo de males, una de mis mejores amigas se casa en cuestión de meses, entonces casi todas las charlas con mis amigas giran en torno a casamiento, vestidos de novias, catering, cotillón, etc, etc, etc.
¿Pueden creer que están todos desesperados por casarme? Hasta mi vieja quiere sacarme de encima y mandarme a vivir a San Juan definitivamente. Como será que mi amiga la novia, ya me eligió fecha de casamiento y todo. Según ella las mejores fechas son marzo/abril o septiembre/octubre, así que si no me caso en octubre del año que viene ya se me va para marzo del 2011.
Así que en fin, acá estoy…sin nada nuevo bajo el sol para contar…


Así no hay antialergico que aguante


Hace una semana que tengo una tremenda alergia estacional, provocada por el polvillo que hay en el ambiente. No dejo de estornudar, y como un atentado a mi idílico romance duermo con un rollo de papel higiénico en la mesita de luz y hasta ronco porque tengo la nariz tapada.
¡Tiene que llover caramba!
Y claro, te sembraron tanta soja que ahora Córdoba parece el desierto del Sahara.
Ustedes no se imaginan como tengo los talones y los codos, ideales para rallar queso sardo. Es un presupuesto en crema.
Debo confesar, a pesar de mi vanidad, que al comienzo estaba chocha porque tengo los rulos super controlados y aplastados. Pero ya está, prefiero planchármelos sistemáticamente antes que estar tirando la cadena del inodoro cada tres pichinis livianos para ahorrar agua.
¡Se nos están quemando los campos, se nos están secando los ríos!
¿Ustedes se dan cuenta que si seguimos así, no va a haber ni agua estancada para que se reproduzca el mosquito del dengue?
Encima cuando se avecina una tormenta, el ambiente se pone tan espeso que parece que se nos va a caer el cielo encima y solo llueven tres gotas locas. Yo ya no salgo más de paraguas, mas por cabala que por otra cosa, es como cuando uno está esperando el colectivo hace media hora y justo cuando decide prenderse un pucho aparece el muy turro, bue tengo la esperanza de que esa Ley de Murphy se cumpla si no salgo de paraguas cuando está nublado y hay olor a lluvia.
¿Se acuerdan de enero del 2008 cuando llovieron 15 días seguidos? Córdoba parecía Londres. Se inundó todo, colapsaron los desagües de la ciudad y a mi me dolían las articulaciones.
Así no hay cuerpo que aguante, cuando no es la alergia son los huesos
Este tema del calentamiento global es muy preocupante, a ver si nos ponemos las pilas y empezamos a plantar todos los arbolitos que nos han ido sacando, el tema es… ¿De donde vamos a sacar agua para regarlos?


A mamá mona, con bananas verdes


Ponele que a los tipos les guste que otros hombres deseen hincarle el diente a su mujer, pero a las mujeres ¡NO!
Sencillamente porque no solamente “El hombre propone y la mujer dispone”, sino que además, sabiendo esto ya de antemano, las minas que, con cuchillo y tenedor en mano y servilleta al pecho, desean entrarle a nuestro amado son muchísimo más lanzadas.
Los hombres al ser básicos son muchos más obvios, en cambio las mujeres despliegan sus ardides de “mosquita muerta” y “gatubela” a la vez y así los enroscan hasta meterlos entre sus sábanas, y después proseguir hasta la consiguiente usurpación de novio ajeno.
Una amiga mía siempre me dice: “Más sufre el que mira que el que muestra” y esta bien, ponele que sea cierto, pero es que con este asunto de la liberación femenina, el feminismo y la mar en coche, las minas no se quedan en la mirada nada más, van a por él!
Es así que mientras a mi amado le encanta que los tipos me miren el escote o las piernas por la calle, a mi se me inflama la yugular homicida cuando la ex le revolea el traste delante nuestro y si no la agarré de la nuca por los pelos, es porque una lady como yo, nunca pierde la compostura.


Año Nuevo, Crisis Nueva

No estamos ni a mitad de año, pero como era de esperarse, ya entre en crisis otra vez.

A saber:

1- Me quiero teñir el pelo de rubio, a pesar que lo intente 3 veces, y siempre me quedo anaranjado, no me rindo.
Si Natalia Oreiro puede ser rubia ¡¡¡¡Porque yo no!!!!

2- Ya empecé a somatizar. Me agarré una gripe que me tiró tres días en cama, a pesar que me tomé dos tiras de Qura Plus.
Y no me vengan con que los antigripales no sirven, si cada vez que vas al médico, el tipo te dice que es virósico y no te quiere dar antibióticos hasta que no levantás 38 y medio de fiebre.

3- Me siento identificada con el personaje de Nancy Duplaá en Socias.
Me encantaría tener el marido que tiene ella en la vida real, y sé que es envidia lo que tengo. Pero de la sana, claro está.

4- No me enganché con la novela de Facundo Arana.
Si, la Antonopulos no me gusta.

5- Ya empezó Bailando por un sueño, y todavía no sé quienes son las “estrellas” que acompañan a los soñadores.
Sé que está la Cicciolina, y Marianela de Gran Hermano, entre las dos, adivinen ¿cuál prefiero que gane?

6- Me niego rotundamente a asistir a eventos de distinta índole donde tenga que pagar entrada.
No comment. No hay nada que pueda decir a mi favor, es simplemente un berretín que me agarró.

7- El tarot y el i ching ya no me satisfacen.
Si mis amigas no me regalan las runas para mi cumpleaños, deberé hacer yo esa inversión.

8- Intenté, por tercera vez, ver la primera temporada de Lost, pero me dormí a los 20 minutos del segundo capitulo.
Estoy perdiendo parte de mi circulo social, me estoy quedando fuera de las charlas.

¡Por Dios que largo que se va a hacer el 2008!